martes, 20 de octubre de 2009

Operación castaña completada con exito

Hola, aquí la tonta que dijo el sábado que le gustaba el otoño. Bueno, sí, me sigue gustando pero lo que no me gusta es cuando el otoño se convierte en invierno antes de tiempo y se lia a llover todo el día y a hacer viento y un frio que pela. Y es que hoy he tenido que salir de casa diluviando y con un viento helado que casi me arranca el paraguas, total, que me he puesto perdida y con unos pelos de loca que parecía que estaba recién levantada. Brrrrr...

Bueno, lo que quería contar es que el domingo al final hice las castañas asadas al horno y no hubo ningún problema. Quedaron muy buenas. Por si alguna tiene las mismas dudas que yo y los mismos problemas con la vitrocerámica os pongo la receta:

Precalentar el horno a 180 grados aprox.

Lavar bien las castañas y hacerles un corte en el lado más abombado. Hay que cortar como si se fuera a pelar una patata, de lado y cortando sólo la piel sin apenas tocar la castaña, queda como una uña.

Poner las castañas sobre la bandeja metálica del horno, sin papel de aluminio ni nada y meter al horno unos 20 minutos.

Listo.

Para ver si ya están hechas se coge una con un guante de cocina y se aprieta un poco, si se nota blandita es que ya está.

No me explotó ninguna ni se pusieron duras ni nada, que ya es raro.

Os dejo que tengo un montón de trabajo. A ver si para el viento y la lluvia y me animo un poco.

Besitos!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada