jueves, 7 de enero de 2010

Se busca lana... y algunas labores nuevas


Hola! Hacía unos días que no escribía, y es que con las fiestas y todo eso no he tenido mucho tiempo estas semanas, hoy, ya tranquilita por fin (sí, por fin, la Navidad me deja agotada, no es que no me guste la Navidad en sí, lo que odio son los compromisos, tantas comidas, tantos dulces y tantas compras) puedo escribir con calma.

En casa todo bien, los Reyes Magos fueron generosos y todos quedamos contentos.

El lunes fui a El Corte Inglés y me llevé un pequeño disgusto, había estado haciendo un kimono para bebé con una lana de colores variaditos que compré allí y (como siempre) calculé mal y me faltaba un ovillo. Cuando llegué a la sección de mercería no había ni rastro de la lana, ni en mi color ni en ninguno. La lana se llama Caterina y era estilo bouclé, gordita. Si alguna sabe dónde la podría encontrar o tuviera un ovillo por ahí perdido del color 105 (rosita, amarillo, azul y verde) que me quisiera vender por favor, dejadme un comentario, me da muchísima rabia haberme quedado con el kimono a medias. Ahora veo que tengo aquí mismo la etiqueta, le hago una foto con el móvil y os la pongo para ver si os suena.



A pesar del jaleo de estos días he podido hacer algunas labores, aparte de ir haciendo cositas para Etsy. he empezado mi primera mantita (o toquilla) de ganchillo. Es la de la foto que encabeza esta entrada, la estoy haciendo con lana Gala de Ovillos.com, es un poco gordita para esto, pero como es la primera que hago así sube más deprisa y me aclaro más. Por ahora estoy contenta, queda bonita y no se hace nada pesado, así cojo velocidad con el ganchillo, que falta me hace.


Este babero es la segunda labor "experimento" que he hecho estos días, es de perlé del número 8. Para las que no estéis acostumbradas a hacer ganchillo con hilo, el número 8 es muy fino, yo cuando lo tuve en la mano me asusté y todo, a primera vista parecía imposible hacer nada con aquello, pero al cabo de un rato de dejarme los ojos y los dedos me fui acostumbrando y al final ya iba bastante rapidito. El hilo no es nada del otro mundo, lo compré en el "todo a cien" para practicar, yo lo quería en blanco y rosa, pero no había blanco, así que me conformé con amarillo y ya veis el resultado. Le falta bordarle en el centro unas flores al minuto, o rococós como creo que se llaman también, otra cosa que no había hecho nunca y que probaré en cuanto me compre un par de madejitas de hilo en rosa y verde.

Me pregunto si este tipo de baberos digamos "de fiesta" tendría éxito en Etsy, he estado mirando y no he visto muchos, así que igual me animo y pongo algunos para probar. Son realmente bonitos, pero en realidad sólo sirven para poner con vestiditos elegantes para una ocasión especial, porque sería muy latoso lavarlos cada vez que le das al bebé la papilla :)

Y la última labor que he terminado estas fiestas (me he olvidado de hacer foto, lo siento) es una bufanda corta, también llamada cuello y en inglés neckwarmer o cowl, que va abrochada con botones. La he hecho muy sencillita, toda de punto bobo, pero es muy calentita y amorosa. Es para mi, así que me la he hecho de algodón gordito en color lavanda (Rowan All Seasons Cotton) porque a mi me pica todo, sobre todo en el cuello. Sólo la he llevado un día porque por aquí, aunque está todo el día nublado y lloviendo, ha hecho unas navidades con muy poquito frío. Ahora dicen que van a bajar un montón las temperaturas para el fin de semana, así que espero poder llevarla.

Ahora estoy haciendo otra igual pero en color gris oscuro para mi marido, que se enamoró de ella nada más verla. Otro día os pongo las fotos y el patrón, si es que a un rectángulo a punto bobo con botones se le puede llamar patrón, pero bueno, igual a alguna le es de utilidad.

Bueno, ya veis que he vuelto con ganas de escribir, sé que tengo pendientes tutoriales y cositas que prometí y ya sabéis que aunque tarde, yo no me olvido.

Besitos y mucho ánimo para el año nuevo, que seguro que será mejor que el pasado!!!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada