miércoles, 24 de febrero de 2010

Aprendiendo a tejer - Aumentos con calado

Hola! Por fin tengo cinco minutos para escribir un rato.

Ya tenéis aquí un nuevo vídeo para aprender los fundamentos del tejido a dos agujas o punto de media. Hoy veremos una nueva forma de hacer aumentos que deja un agujero en el tejido y que, por lo tanto, se utiliza para hacer calados. En muchos casos ni siquiera se usa para aumentar pues el punto que se pone de más se compensa luego con un menguado y así queda un dibujo calado sin modificar el número de puntos.

A este modo de aumentar se le llama echar hebra (en inglés yarn over o yo), es muy, muy sencillo, de verdad.

Aquí tenéis el vídeo

AUMENTAR ECHANDO HEBRA (YARN OVER)


Si queréis ver todos los vídeos de estos tutoriales juntos, visitad mi canal de YouTube.

Espero que os sirva de ayuda y que practiquéis mucho.

Hasta pronto!

miércoles, 17 de febrero de 2010

Conjunto de gorrito estilo nórdico, bufanda y patucos


Hola, amigas! Hoy quería enseñaros el último conjuntito que he terminado, es un gorrito muy original de estilo nórdico, con una bufanda y unos patucos.

Lo he hecho con dos ovillos de Debbie Bliss Cashmerino DK que compré casi regalados en una oferta. La verdad es que el color no me gusta mucho, es un amarillo apagado, pero es suavísima, una auténtica delicia para tejer y para llevar. Como ya os comenté, es un "prototipo", es decir, es de prueba porque nunca había hecho un gorrito de este estilo y la verdad es que queda graciosísimo y super abrigadito, porque tapa muy bien las orejas y hasta la frente. Una vez terminado el gorrito seguí con la bufanda y como quería acabar la lana, luego hice los patucos. Aún me sobró un poco pero ya no me llega para nada, así que a la bolsa de los recortes.

Hablando de otra cosa, ya he grabado un par de vídeos-tutorial más, los estoy preparando ahora mismo y los subiré a YouTube en breve.

El patrón que prometí poner de las manoplas, lo he estado pensando y igual es un poco complicado para principiantes, pero de todos modos lo pondré, todo es cuestión de intentarlo.

Ahora estoy empezando ya a pensar en hacer cositas para primavera-verano. Lo primero patucos de ganchillo en perlé, a ver que tal me salen porque ya sabéis que no soy una experta en ganchillo, aunque con la toquilla que estoy haciendo y los apliques he practicado mucho.

También se me ha despertado el gusanillo por la costura, he empezado haciendo un babero de toalla con cinta al bies y zona para bordar a punto de cruz. Aún no está terminado, cuando lo acabe lo pongo. También he estado buscando patrones de vestiditos para bebés de unos 3 meses a 2 años o así, pero no hay manera, al parecer Burda ya no tiene revista de niños y por aquí no encuentro ninguna más. Una amiga me indicó la revista Espejito Espejito, que es muy mona, pero aquí no llega. ¿Sabríais de alguna más?

Me despido por ahora, voy a terminar esos vídeos.

Besos

martes, 9 de febrero de 2010

Novedades en la tienda Etsy


Hola, ya estoy aquí de nuevo, por aquí lleva más de 24 horas lloviendo a todo llover, me tiene aburrida ya el tiempo, pero bueno, todo sea por que no haya sequía luego en invierno.

Os cuento algunas novedades de la tienda Etsy. La primera es que ayer tuve mi segunda venta, a la misma chica de la primera. Se ve que le gustaron los patucos y me compró otros para un sobrinito que tiene que nacer. Estoy super feliz, de verdad.

La segunda es que el otro día me puse a revolver la enorme cantidad de lanas que tengo por casa y me encontré una bolsa con trocitos que voy guardando de lo que me sobra de los ovillos que termino, etc. Como vi que tenía un montón de recortes se me ocurrió ponerme a hacer florecitas iguales que las que pongo en los patucos, para venderlas así sueltas, como aplicaciones para hacer manualidades, adornar ropa, etc. Así que aquí tenéis las primeras, por ahora son de lana Debbie Bliss Baby Cashmerino que es lo que más tengo, pero tengo intención de hacerlas también de algodón. Hay un montón de posibilidades. Hice también unas hojitas a juego para que se puedan combinar.



¿Qué os parecen? Salen muy bien de precio, sobre todo ahora que están rebajadas el 20% y tienen muy pocos gastos de envío porque no pesan casi nada.
Si necesitáis más o menos cantidad o una combinación de varios tipos, no tenéis más que contactar conmigo y os hago un lotecito personalizado.

Voy a hacer también algunas más grandes y estoy estudiando otros modelos, pero es que no doy abasto con tantísimas cosas que quiero hacer a la vez.

Ahora mismo tengo a medias, unos patucos de lanita fina de bebé para prematuro-recién nacido, la toquilla rosa que os enseñé que no se acaba nunca, y un conjunto de bufanda, patucos y gorrito de estilo escandinavo muy gracioso. Ya os pondré fotos cuando lo acabe, aunque es un "prototipo" porque la lana aunque es suavísima, es de un amarillo feo que no me entusiasma, pero es un color descatalogado que encontré dos ovillos casi regalados y aproveché la oferta.

Besitos y hasta pronto.

martes, 2 de febrero de 2010

Jabón casero para lavadora (en polvo)

Hola!! Hoy voy a hacer una pequeña pausa en mis post de labores para enseñaros como hago yo lo que llamo "jabón de lavadora casero para vagos", jejeje, bueno no tan vagos, pero es lo que hago cuando no tengo tiempo o ganas de hacer el jabón yo misma desde el principio, con aceite, sosa, etc.

Lo primero es conseguir unas pastillas de jabón Lagarto del de toda la vida, se suele encontrar con facilidad en las tiendas de "todo a un euro" o bazares "de los chinos", también lo tienen en el Carrefour. El jabón Lagarto es jabón natural, sin detergentes ni productos contaminantes y se puede utilizar para muchas cosas, incluso para el pelo y y para el baño (aunque yo no lo he probado para esos usos). De esta manera nuestro jabón de lavadora será ecológico y no contaminará el medio ambiente, cosa siempre muy importante, sobre todo si nuestra casa tiene fosa séptica en lugar de alcantarillado, pues así es más fácil que los productos perjudiciales pasen a la tierra y las aguas subterráneas.

Cortamos el jabón en trozos grandes y lo rallamos con un rallador, da lo mismo que sea manual o un robot, lo que tengamos a mano. Hay que rallarlo con los agujeros más finitos que podamos. Quedará como podéis ver en la foto, como queso rallado. Es difícil que quede más fino porque el jabón es cremoso y no se puede picar en este momento porque se forma una masa.

Estos fideillos los dejamos reposar unos días con el recipiente destapado en un lugar fresquito y seco. Cuando al tacto se note seco y quebradizo ya podemos pasar a la siguiente fase.

Lo metemos en una picadora y lo picamos bien, cada cual como le guste de fino, pero ojo, mejor hacer esta operación con una mascarilla porque el polvo que se forma de jabón es irritante y se mete por la nariz y la boca. Yo la primera vez estuve media hora estornudando. También puede irritar los ojos, así que poneos gafas protectoras o al menos apartar bien la cara en el momento de destapar la picadora porque el polvillo sale disparado.

Aquí veis el jabón ya picadito y listo para mezclar con los demás ingredientes. Ahora tenemos que pasarlo a una taza para ir midiendo cuántas tazas de jabón hemos conseguido. Una vez medido lo ponemos en un recipiente amplio donde se pueda remover bien.

Los otros dos ingredientes del jabón de lavadora son el carbonato de sosa y el bórax (ojo, carbonato no es lo mismo que bicarbonato) estos dos ingredientes se consiguen en tiendas de productos químicos. En Barcelona yo lo compro en Dalmau Oliveres, que también envía por correo, en Madrid conozco la tienda de Manuel Riesgo, aunque sólo de nombre, pero podéis informaros de todo en las páginas web.

Medimos el carbonato y el bórax en una proporción de media taza de cada cosa por cada una de jabón. Es decir, si tenemos dos tazas de jabón, ponemos una de carbonato y una de bórax. Estos dos productos sirven para activar el jabón, desincrustar la suciedad y eliminar los olores. Como no son contaminantes se pueden usar con tranquilidad, aunque hay que procurar no tocarlos mucho con la mano pues son fuertes y pueden irritar. Pueden usarse tanto en ropa blanca como de color, pero es mejor hacer una prueba antes en tejidos de colores poco sólidos. No son recomendables para tejidos delicados, lanas, etc.

Echamos el carbonato de sosa y el bórax en el recipiente con el jabón y removemos bien para que queden bien mezcladitos.

Listo!! Ya tenemos nuestro jabón en polvo para lavadora. Es muy económico y no hay que echar tanto como del detergente normal. Con dos o tres cucharadas soperas (según la suciedad de la ropa) basta. Además, como no lleva productos químicos agresivos, no hace falta suavizante porque la ropa no se pone tiesa y ya sale perfumadita con el aroma del jabón Lagarto (huele como a limón) a mi personalmente me gusta, pero sé que hay gente a la que no le gusta tanto, es cuestión de probar. Si nos disgusta mucho el olor, también podemos hacer el mismo proceso con otro jabón en pastillas para ropa que nos guste más, hay uno de Omino Bianco Jabón de Marsella que huele divinamente, aunque sale bastante más caro. Es mejor evitar los jabones de coco porque pueden hacer demasiada espuma para la lavadora.

Si nos sentimos con ganas, todo esto se puede hacer con nuestro propio jabón hecho en casa, que podemos perfumar totalmente a nuestro gusto con unas gotitas de esencia.

Nada más por hoy, espero que os haya gustado mi tutorial jabonero y que os animéis a probarlo. Besitos y hasta pronto.