martes, 24 de marzo de 2015

Las opiniones en Facebook no son de fiar!!

Hola! Hoy os voy a contar una cosa, que si no lo digo, reviento. 
Hace unos días una muy buena amiga mía dejó una opinión en la página de Facebook de una tienda, en concreto se trata de Les TDS, una tienda francesa que está en casi todas las ferias Creativa, Tendencias Creativas, etc.  La opinión de María se basaba en su experiencia con esta tienda en la feria Creativa Zaragoza de este año. Ella buscaba un determinado tipo de troqueles para su máquina Sizzix y como no estaba segura de que le sirvieran los que allí ofrecían para el trabajo que quería hacer, consultó a un empleado. Basta decir que el empleado en cuestión apenas hablaba español y la atendió con bastantes malos modos, y deprisa y corriendo le aseguró que los troqueles "por supuesto" le servirían perfectamente para lo que quería. Llegó a casa y sorpresa! no servían en absoluto. Además María compró algunas cositas más (papeles, formas de madera, sellos) y los sellos en concreto son malísimos (puedo dar fe, me dejó un par que me gustaron para un trabajo y sólo conseguí manchas emborronadas)

Bueno, el caso es que María, entró en la página de Facebook de Les TDS y dejó una opinión sobre su experiencia, le sorprendió ver que todas las otras opiniones eran muy positivas, y pensó que quizás ella había tenido mala suerte, así que simplemente comentó que tenían mucha variedad de productos, papeles preciosos, pero que la atención que ella había recibido no fue muy buena y los vendedores no tenían muchos conocimientos sobre lo que vendían, también comentó que algunos productos no eran de muy buena calidad. Así de suave, sin malos modos ni exageraciones. Desgraciadamente, no os puedo enseñar la opinión para que la veáis vosotras mismas por lo que os voy a contar ahora.

Pues no ha pasado ni una semana desde que dejó la opinión y esta mañana me ha reenviado este mail tan "amable" que ha recibido de Facebook: 


"Hola:

A review you posted has been removed. Reviews must follow the Facebook Community Standards and focus on the core product or service offered by the Page. Reviews that don't follow these guidelines may be removed. Please keep in mind that people who repeatedly post content that doesn't follow our guidelines may lose access to their accounts.

El equipo de Facebook"


Aparte de que es curiosamente bilingüe, viene a decir que su opinión ha sido borrada porque no cumple con los estandars de la comunidad, que las opiniones deben centrarse en el producto o servicio que ofrece la tienda y que si le tienen que borrar otras opiniones que no cumplan estas normas le bloquearán la cuenta. No detalla qué opinión es la que han borrado, pero como mi pobre amiga era la primera vez que dejaba una, enseguida ha sabido de qué se trataba, efectivamente, ha acudido a la página de Les TDS y su opinión ya no estaba. Sólo quedaban todas las opiniones que decían lo maravillosos que eran y lo buenísimo que era todo lo que vendían.

¿A que ahora ya no os sorprende tanto que tuvieran unas valoraciones tan buenas siendo unos bordes de cuidado? (de esto también puedo dar fé, una vez les compré unas cosas en Creativa Barcelona y a mi también me parecieron super antipáticos, aunque he ido a muchas más ferias en las que estaban, la verdad es que nunca más he tenido ganas de acercarme por allí, pero veo que siguen igual)

¿Me podéis decir en que modo la opinión de mi amiga incumplía las normas de Facebook? ¿No se refería su opinión al producto y servicio que ofrecían? ¿Creeis que le han quedado ganas de opinar sobre nada más con la amenaza de que le bloquearán su cuenta si las opiniones no le gustan al negocio en cuestión?

En vista de esto he estado investigando un poco y he descubierto que las páginas de negocios pueden borrar las opiniones de Facebook que les de la gana. ¿De que sirven, entonces? Pues de nada, ya lo véis. Si cualquier opinión ni que sea ligeramente negativa es eliminada enseguida es facilísimo tener 5 estrellas, y porque no hay 6!!!

Que paséis un día muy feliz!!!

domingo, 8 de febrero de 2015

Mi máquina de coser (y como elegir la tuya para empezar)


Hola chicas! Estaba en mi cuartito de costura y (cosa rara) he terminado lo que tenía que hacer antes de lo que esperaba, así que se me ha ocurrido escribir una entrada para presentaros a mi querida máquina de coser y daros unos consejos para comprar vuestra primera máquina. 

Muchas chicas me preguntan si es imprescindible tener una máquina de coser electrónica o profesional para hacer bolsos, ropa y todas esas cosas, y, como podéis ver, la respuesta es que rotundamente no. Con una máquina sencillita tipo las que venden en Lidl o una tan antigua como la mía se apaña una perfectamente para casi todo (la excepción serían costuras en materiales muy gruesos, que sí que requieren una máquina muy potente y profesional).
Mi máquina tiene un montón de años, nos la regalamos mi madre y yo la Navidad del primer año que empecé a trabajar (allá por el cretáceo inferior, jajajaja) cuando yo tenía 17 años (ahora tengo 46, así que hace la friolera de 29 añitos que la tengo). Recuerdo que nos costó algo así como 80.000 pesetas, que ahora es una pasta y entonces ya os podéis imaginar que mucho más. Vinimos más contentas cargadas con ella desde la tienda!!! 

Mi madre tenía desde jovencita una Alfa de aquellas de hierro negras, indestructible ella, que iba empotrada en una mesa y funcionaba sin electricidad, con un pedal al que tenías que ir dándole con los dos pies. Ojalá no la hubiéramos tirado, porque era una preciosidad, toda decorada con dibujos de flores. Además cosía muy bien (yo diría que las puntadas quedaban más bonitas que con las máquinas modernas) y se controlaba muy bien la velocidad. Pero tenía dos pegas, una es que no hacía más que puntada recta normal y teníamos que sobrehilar todas las costuras a mano (rollazo tremendo) y la otra es que ocupaba muchísimo espacio y en nuestro pisito tan pequeño era un engorro.

Así que nos liamos la manta a la cabeza y compramos una modernísima (entonces) Singer Merrit 8234 que no sólo hacía puntada zig-zag para sobrehilar, si no también un montón de puntadas decorativas, ojales y hasta cosía botones. Los ojales sí que los hago con la máquina porque no se me da nada bien a mano, pero tengo que confesar que no he cosido un botón con ella en la vida y, nosotras por lo menos, las puntadas decorativas no las hemos usado mucho, para adornar el borde a algún mantelito y poco más.



Así que a todas las chicas que me preguntan por lo que necesita una máquina para poder hacer ropa, bolsos, neceseres y cositas para la casa, lo que les digo siempre es que lo imprescindible es la puntada recta normal, la puntada zig zag, y si hace ojales, pues mejor que mejor. Nada más, las demás cosas son muy cómodas, por ejemplo el enhebrador automático, el botoncito que permite que la aguja quede siempre clavada en la tela al parar de coser, etc, pero imprescindibles, lo que se dice imprescindibles, no son.
Lo mejor de todo es que estas tres cositas las hacen prácticamente todas las máquinas del mercado, así que en realidad, para empezar a coser, puedes optar por una máquina baratita (de buena marca, eso sí, no se vaya a estropear en dos días). Las que ponen de vez en cuando en Lidl suelen ser Singer y salen por 80-90 euros si no recuerdo mal, y me consta que van muy bien.

Espero que este rollo que os he soltado os haya ayudado un poquito a elegir vuestra primera máquina de coser y a decidiros a empezar con este mundo tan divertido de la costura. Seguro que en muy poco tiempo estaréis cosiendo un montón de cosas. Yo no soy una experta, ni mucho menos, pero hago todo tipo de trabajos sencillitos: ropa para mi (nada complicado, camisetas, pantalones, alguna blusa), fundas para almohadas, cojines, cortinas, neceseres, bolsos (es lo que más me gusta), paños de cocina, ropita para las muñecas que colecciono, cositas para regalar a los bebés, etc.

Un besito para todas y gracias por leer hasta aquí!!!!

martes, 13 de enero de 2015

Adiós, querido Manchitas

Buenos días a todas, últimamente parece que sólo entro en el blog a contar desgracias. Será que no tengo mucho tiempo y sólo vengo cuando tengo la necesidad urgente de compartir algo, y como no ha pasado gran cosa desde que murió mi cuñada... pues eso.
Bueno pues lo que ha pasado es que esta madrugada ha muerto mi gato Señor Manchitas. Era un gato adoptado (mejor dicho, éramos su familia adoptada, un día empezó a aparecer por la puerta de la cocina y nos adoptó) y no estoy segura de la edad que tenía, pero creemos que era bastante mayor ya. Llevaba ya algunos días pachucho, pero al final no ha sufrido nada, gracias a Dios, ayer noche cenó un poquito, estuvo ronroneando cuando le cogí en brazos, le cepillé bien (le encantaba) y lo metí en la camita. Se le veía adormilado y un poquito confuso, pero no se quejaba ni parecía que le doliera nada. Esta mañana cuando he ido a verlo he visto que llevaba ya algunas horas muerto. He llorado un montón (todavía no puedo escribir esto sin llorar) pero me alegro de que se haya ido tranquilamente en su propia camita, sin angustias ni estrés.

No tengo ninguna foto de él, no le gustaban las cámaras y salía pitando cuando intentabas fotografiarlo, pero era un gato muy guapo y grandote, blanco y negro, así a manchas. Tenía unos ojos verdes preciosos y era muy dulce y cariñoso, aunque un poco trasto, como tienen que ser los gatos. Vivía un poco su vida, jugando por el jardín con otros gatitos que vienen a visitarnos y durmiendo al sol entre las plantas, pero venía en cuanto le llamabas y le encantaban los mimos y que le rascara entre las orejitas.

Te echaremos mucho de menos Señor Manchitas, ojalá estés jugando y durmiendo al sol en el cielo. Descansa en paz, precioso.